Cómo crear un programa corporativo de aprendizaje de alto impacto

SHARE THIS POST

Este artículo fue publicado originalmente el 10/05/2018 en E-Learn Magazine. Lea la versión en inglés aquí

En un mundo cada vez más competitivo, las compañías buscan constantemente formas de evolucionar y transformar sus organizaciones. Con el propósito de que sus negocios sean capaces de dar una respuesta rápida al cambio, los altos ejecutivos confían en sus líderes para enfrentar retos específicos a través del aprendizaje y el desarrollo de los empleados.

La industria del Aprendizaje y del Desarrollo corporativo (L&D por sus siglas en inglés) alcanza un valor de más de USD $140 mil millones1. A raíz del desarrollo de contenidos y herramientas digitales, los programas educativos y los cursos de capacitación se han visto en la necesidad de reinventarse e incorporar un ambiente digital que permita a los empresarios y a sus equipos de trabajo aprender como nunca.

Las universidades corporativas, por ejemplo, son uno de esos recursos que están adoptando las compañías para promover el aprendizaje entre sus empleados. Si bien no estamos ante un concepto nuevo, pues desde 1950 General Electric creó la que sería la primera de ellas; las universidades corporativas ahora parecen renacer y no por casualidad. De hecho, se trata de una inversión muy rentable debido a que generalmente la cultura organizacional se aborda a través de oportunidades de aprendizaje individualizado.  Un estudio reciente publicado por el Boston Consulting Group (BCG) muestra que el número de universidades corporativas formales en Estados Unidos se duplicó entre 1997 y 2007, y alcanzó unas 2.000 instituciones. En la actualidad, más de 4.000 compañías en todo el mundo cuentan con una universidad corporativa³.

Una de las principales metas que se promueven con la creación de una universidad corporativa es brindar a gerentes y empleados la capacitación y el desarrollo necesario para mantener su competitividad en el mercado de trabajo. Para ello, las empresas se enfocan en desarrollar habilidades prácticas que usualmente no hacen parte del pensum de las universidades o de las instituciones de educación superior –o al menos no de forma exhaustiva- y trabajar convencidos de que, al beneficiar individualmente a cada empleado, se beneficia toda la organización2.

Definir el rol de la universidad corporativa va más allá de colocar un logo en los materiales y cursos de capacitación de la compañía. Generalmente, las universidades corporativas exhiben dos características fundamentales: una sede especializada, ya sea física o en línea, y un pensum diseñado a la medida de la estrategia global de la compañía3.

Beneficios de una universidad corporativa

  • Una universidad corporativa puede animar a los empleados a refrescar sus conocimientos, como también a seguir aprendiendo y desarrollando nuevas habilidades y capacidades. Además, puede promover el aprendizaje continuo al crear un marco de referencia que incluya programas de certificación y oportunidades de avanzar profesionalmente.
  • Un número significativo de empleados preferirá quedarse en una compañía que le permita desarrollarse y crecer profesionalmente, y que, además, le ofrezca oportunidades para avanzar en su carrera. La retención de empleados es un factor costo-beneficio importante para las compañías, pues el costo promedio de contratación de un nuevo empleado es de aproximadamente USD $4.129.4
  • Las universidades corporativas ofrecen diversas oportunidades de mercadeo para promover la marca e imagen de una organización. Dicha promoción puede ir más allá de los empleados e incluir asociaciones con otras compañías e instituciones educativas.
  • A pesar de que crear una universidad corporativa requiere una inversión, las ganancias pueden ser significativas. Y esto se puede lograr por medio del desarrollo y la retención de los empleados, la gestión de conocimientos y la optimización en los resultados del equipo.

 

Primeros pasos para crear una universidad corporativa5

  1. Determinar, junto con el equipo de altos ejecutivos, la forma en la que el aprendizaje respalda la estrategia y la visión de la organización.
  2. Identificar la forma de alinear las actividades de la división de capacitación con cada una de las iniciativas de la organización.
  3. Crear el nombre, el logo y la marca de la universidad corporativa.
  4. Desarrollar una visión, una misión y una declaración de valores.
  5. Establecer las iniciativas claves y la forma de medir el éxito.
  6. Identificar la mejor plataforma para el programa que ayude a lograr las metas de la universidad.
  7. Trabajar con su equipo de mercadeo y comunicaciones para crear un plan interno de estrategías para la universidad corporativa.
  8. Crear un plan de lanzamiento y asegurar la inclusión de cada parte de la organización.

Consejos sobre la gestión de una universidad corporativa

A continuación, presentamos algunos puntos claves que se deben considerar para que su iniciativa funcione de forma eficiente y sin contratiempos:

  • Haga del mercadeo un componente fundamental. Trabaje estrechamente con este equipo para afianzar la marca de su universidad corporativa.
  • Opérela como un negocio.
  • Cree planes detallados y asigne encargados para cada tarea.
  • Utilice el poder del reconocimiento. A las personas les gusta ser reconocidas, por lo tanto, maximice este aspecto para impulsar el éxito de su iniciativa.
  • Incorpore tecnología. Al usar las herramientas adecuadas, el aprendizaje se hace continuo, inmediato y dinámico.
  • Piense que el aprendizaje es un proceso continuo. Este no debe ser únicamente un evento o un programa de capacitación de un solo día.
  • Considere la posibilidad de ofrecer programas de certificación o universitarios. Es decir, Establezca planes de desarrollo a largo plazo para empleados, para así ofrecer la oportunidad de obtener una certificación profesional o título de universidad corporativa.
  • Evalúe las iniciativas de aprendizaje. Para determinar la forma de definir y medir el éxito, considere los resultados que la compañía busca obtener en materia de recursos humanos (retención, desarrollo, etc.), el impacto relacionado con clientes y accionistas, y la forma de conseguir resultados ligados a las metas y estrategias de negocios.
  • Establezca comunidades de práctica. Es decir, un grupo de personas que se reúnen para aprovechar sus conocimientos colectivos sobre un rol o función laboral dentro de una compañía. Las comunidades pueden ser formales o informales y frecuentemente usan algún tipo de tecnología para habilitar la colaboración.

Las actuales universidades corporativas no se parecen en nada a los programas de capacitación de antaño. Al reposicionar el foco en el beneficio de cada empleado y no en el de la organización, las universidades corporativas ayudan a los aprendices a descubrir las ventajas de la educación continua. Desarrollar un pensum enfocado realmente en el empleado es la mejor forma de amplificar todo el talento y el potencial innato de cada uno de ellos.

 

Sources:

1The Disruptive of Digital Learning – 10 Things We Have Learned [PDF]. (n.d). Deloitte Development 

2 Fayad, A. The Corporate Shift: Why great companies invest in custom learning. Retrieved on February 20, 2018, from http://elearningmind.com/the-corporate-university-shift/

3 The Economist. Keeping it on the company campus. Retrieved February 20, 2018, from https://www.economist.com/news/business/21651217-more-firms-have-set-up-their-own-corporate-universities-they-have-become-less-willing-pay

4Average Cost-per-Hire for Companies Is $4,129, SHRM Survey Finds. (2017, May 19). Retrieved April 03, 2018, from https://www.shrm.org/about-shrm/press-room/press-releases/pages/human-capital-benchmarking-report.aspx

5Site Staff. Corporate Universities: A Powerful Model for Learning. Retrievied on February 20, 2018, from http://www.clomedia.com/2002/11/01/corporate-universities-a-powerful-model-for-learning/